Pilar 1 – Abrazar el Cambio

Una Santa Fe que mira al futuro y trabaja a escala metropolitana.

Santa Fe se ha transformado en un territorio vulnerable, en especial a los fenómenos hidrometeorológicos que se vienen acrecentando con el cambio climático. En los últimos años, la ciudad asumió la gestión de riesgos de desastres como política central de desarrollo, transformando sus debilidades en un aprendizaje permanente. Ello le ha permitido estar mejor preparada ante emergencias por inundaciones y avanzar en un crecimiento urbano más ordenado y sustentable, lo que le ha valido reconocimientos internacionales.

Es necesario consolidar este camino, utilizando el concepto de cuenca hídrica como unidad de gestión territorial e incorporando el pensamiento prospectivo en el diseño de los planes y proyectos. Adaptarse al ambiente en lugar de modificarlo es una premisa clave que implica avanzar en planes de acción específicos para reducir los riesgos, mitigar el impacto del cambio climático, resguardar los ecosistemas y mejorar sustancialmente la gestión de los residuos.

Estos retos demandan una renovación en la manera de gestionar y planificar las ciudades, contemplando las tendencias de concentración y aglomeración urbana que se visualizan en todo el mundo. Santa Fe no está ajena a ese proceso y ha decidido afrontar este desafío. El área metropolitana del Gran Santa Fe está en etapa de gestación y es un punto de inflexión en la manera de proyectar el territorio desde un enfoque resiliente.

Las grandes obras de infraestructura que tienen impacto directo en el desarrollo económico de la región, como el puerto, el aeropuerto, las conexiones viales, los parques industriales y centros logísticos, así como el sistema de movilidad y la gestión de residuos, requieren formatos innovadores de gestión para avanzar en su concreción.


Objetivos

Mitigar el riesgo hídrico y el impacto del cambio climático.

Santa Fe reducirá el impacto de las inundaciones a través de la gestión integral de riesgos y el desarrollo de proyectos que integran infraestructura verde y azul.

Liderar la gobernanza del área metropolitana y consensuar los proyectos estratégicos para su desarrollo.

La ciudad consolidará el Ente de Coordinación Metropolitano del Gran Santa Fe y definirá proyectos estratégicos de manera conjunta con el Gran Paraná. En 5 años este organismo jugará un rol activo en la planificación y formulación de proyectos estratégicos.

Mejorar la movilidad urbana en Santa Fe y el área metropolitana.

En 10 años, el Gran Santa Fe contará con un sistema de movilidad integrado, eficiente y sustentable, que mejore las experiencias de traslado de los ciudadanos y promueva el desarrollo de la región.

Reducir el impacto de los residuos sólidos urbanos en el medio ambiente, mediante la incorporación de nuevas tecnologías y procesos de gestión.

En 5 años, la ciudad reducirá a un tercio la generación de residuos domiciliarios y duplicará la tasa de recuperación y reciclaje. En 10 años, el Gran Santa Fe contará con un plan integrado de gestión de residuos sólidos urbanos a escala metropolitana.


Iniciativas

  • Reserva Natural Urbana del Oeste
  • Plan de Acción frente al Cambio Climático y la Reducción de Riesgos de Desastres
  • Prevención de enfermedades en situación de riesgo hídrico
  • Parque del Norte como experiencia piloto de infraestructura verde-azul
  • Plan de Movilidad Integral para el Gran Santa Fe
  • Ente Coordinador Metropolitano del Gran Santa Fe (ECOM)
  • Grandes obras socio-productivas
  • Aeropuerto Metropolitano
  • Logística regional
  • Reglamento de Ordenamiento Urbano Metropolitano
  • Economía verde y circular
  • Área piloto para una nueva Gestión Integrada de RSU
  • Programa de Inclusión de Recolectores Urbanos Informales