La Ciudad analizó alternativas integrales de desarrollo para el distrito Parque del Norte

Con el apoyo de expertos del Programa 100 Ciudades Resilientes de la Fundación Rockefeller, el 24 y 25 se septiembre se llevó a cabo el “Taller de definición de la oportunidad de resiliencia para el Parque del Norte”. La actividad contó con la participación de la Directora de Resiliencia, Andrea Valsagna, miembros de la Oficina de Resiliencia, funcionarios municipales y referentes del ámbito académico.

El taller tuvo como objetivo identificar el potencial y el valor de resiliencia que representa el proyecto del Parque del Norte, así como capturar el valor social, ambiental y económico para avanzar en la transformación del distrito y en su desarrollo de manera integrada. El encuentro estuvo moderado por Álvaro Soldevilla, Gerente Senior del Programa 100 Ciudades Resilientes, y apoyados por Braulio Morera, Director de Estrategias de 100RC y Helena Monteiro, Directora Adjunta del Programa 100RC para América Latina.

El Gobierno de la Ciudad está recibiendo expertos internacionales del Programa 100 Ciudades Resilientes, con quienes estamos trabajando a partir de metodologías que se usan en todo el mundo, para pensar proyectos de regeneración y desarrollo urbano del Distrito Parque del Norte”, explicó Andrea Valsagna y agregó: “El taller nos van a permitir ajustar algunos desarrollos y pensar de manera integrada las posibilidades de crecimiento que tiene este proyecto. El norte de la ciudad tiene una gran potencialidad, incluso si lo pensamos a escala metropolitana”, finalizó.

A su turno, Helena Monteiro declaró que: “Buscamos mostrar cómo se puede presentar el proyecto de manera participativa y de esta manera construir juntos una nueva parte de la ciudad. Con el taller intentamos identificar cuáles son las oportunidades, las anclas, los equipamientos que vamos a desarrollar en el espacio, ya sea de cultura, de infraestructura, de gobierno. La idea es que el Distrito Parque del Norte se convierte en un nuevo barrio atractivo para la ciudad y que cuente con todos los servicios”.

De esta manera, a través de diversas metodologías y ejercicios grupales, los asistentes del taller pudieron pensar y reflexionar las posibilidades y potencialidades del Parque, así como los obstáculos y los desafíos al momento de construir una hoja de ruta para el desarrollo del distrito a largo plazo.

Visión estratégica

El taller también apuntó a alinear a los actores claves en torno a la oportunidad que representa, y avanzar en la implementación de una iniciativa transversal en la que participe el gobierno municipal, provincial y sociedad civil en su conjunto.

Por el potencial que tiene como columna vertebral y catalizador de desarrollo urbano de la ciudad, el proyecto Parque del Norte constituye una experiencia de gestión integral del espacio público, que pretende articular en tiempo y espacio las diferentes actuaciones públicas y privadas, identificando los actores, planes, programas y acciones para capitalizar y redireccionar inversiones en el Norte de la ciudad. Asimismo, este proyecto es parte fundamental del Plan Norte, al que se pretende complementar mediante acciones de inclusión social y mejora integral del hábitat, incorporando  la perspectiva de resiliencia.

Declaración de Oportunidad

Tras varias sesiones de reflexión estratégica, el taller concluyó con la Declaración de Oportunidad del Parque del Norte, un compromiso de trabajo que sintetiza una posible hoja de ruta que apunta a la transformación del parque en un distrito resiliente y modelo del norte de la ciudad.

La declaración afirma que para el año 2030 el Parque del Norte se habrá convertido en una nueva centralidad urbana con identidad propia, conectada a nivel regional, con un equipamiento icónico y caracterizado por una gestión ejemplar del ambiente para convertirse así en un nuevo modelo de integración social, desarrollo humano y adaptación al cambio climático.

Los participantes del taller analizaron además los desafíos que van a enfrentar a los largo del proyecto, así como las oportunidades que pudiesen generarse. Tras un ejercicio de análisis y priorización, se identificó la necesidad de convocar un espacio de validación del proyecto para generar consensos políticos, de crear un modelo atractivo para los inversores, y de mejorar la identidad del Parque con acciones  educativas y culturares.

Finalmente, y a los fines de contar con el Master Plan del Proyecto Parque del Norte Distrito Resiliente, se arribó a la conclusión de que se deberá comenzar a diseñar una hoja de ruta que incluya posibles inversionistas, la conformación de la unidad ejecutora, y los estudios requeridos, tanto a nivel medioambiental como técnicos.