La Oficina de Resiliencia participa en un proyecto de Investigación y Desarrollo sobre riesgo hídrico urbano

La Oficina de Resiliencia colabora en el desarrollo del Proyecto I+D Orientado a Problemas Sociales y Productivos denominado “Utilización de redes sociales virtuales como fuente de información para la gestión del riesgo hídrico”, impulsado por el grupo interdisciplinario de investigación de la Facultad de Ingeniería y Ciencias Hídricas de la UNL.

En el marco de la investigación, el pasado 30 de mayo se llevó adelante un taller con voluntarios en el que participó la Oficina de Resiliencia.

El proyecto de investigación “Utilización de redes sociales virtuales como fuente de información para la gestión del riesgo hídrico” tiene como objetivo promover y organizar la recolección de información relativa al riesgo hídrico, a través de redes sociales virtuales conformadas por ciudadanos voluntarios de la ciudad de Santa Fe.

En el taller pasado, los voluntarios realizaron un ejercicio de mapeo de instituciones, como escuelas, centros de salud, parroquias, y de situaciones asociadas al riesgo hídrico, como zonas de acumulación de residuos y de anegamiento. Con esto, se busca definir los sitios que serán monitoreados durante las siguientes etapas del proyecto.

La participación de la Oficina de Resiliencia en este proyecto de investigación es de relevancia, puesto que se aborda uno de los desafíos de la ciudad, como es el contar con información completa y de calidad para la toma de decisiones en relación a la gestión del riesgo hídrico. La mejora en el registro de información sobre eventos climáticos y la utilización de metodologías innovadoras que posibiliten la participación ciudadana en este proceso resultan de sumo interés para los funcionarios y técnicos de la ciudad.

La ciudad está interesada en trasmitir el enfoque de resiliencia en distintos ámbitos de la sociedad civil, entre ellos, la Academia, por lo que involucrarse activamente en los proyectos de investigación y de extensión universitaria resulta estratégico. Así, además de propagar el mensaje de la resiliencia urbana, la ciudad busca crear y fortalecer lazos de vinculación con los grupos de investigación que abordan como objeto de estudio y análisis las problemáticas genuinas y presentes de nuestro entorno.

Cabe destacar que dentro de la Estrategia de Resiliencia de nuestra ciudad existen iniciativas que apuntan a fortalecer el uso de las tecnologías de la comunicación y la información (TICs) al servicio del ciudadano. En ese sentido, la ciudad ya cuenta con diversas aplicaciones móviles tendientes a facilitar información de utilidad al vecino de la ciudad (servicios, transporte público, movilidad urbana, entre otros).