El diseño sustentable, eje de una charla de Silvina Martínez

_MG_6630 copia

La arquitecta, fundadora junto a Gabriela Antenzon de FEBOASOMA, llegó a la ciudad para brindar la charla “Un nuevo Diseño Sustentable”, en la que abordò el concepto de “economía circular” para la generación de proyectos sustentables basados en la reutilización del residuo urbano que generan las grandes ciudades y fábricas. El encuentro, destinado a diseñadores y público en general, fue el viernes 12 de mayo en el Teatro Luz y Fuerza; en el marco del Plan de Fortalecimiento para las industrias creativas del sector del diseño que lleva adelante el Gobierno de la Ciudad, a partir del Programa AL Invest 5.0 de la Comisión Europea en Latinoamérica.

Economía Circular

En la charla, Martínez realizó una aproximación al concepto de “Economía Circular” para la generación de proyectos sustentables, basados en la reutilización del residuo urbano que generan las grandes ciudades y las fábricas. A través de la experiencia multidimensional FEBOASOMA, se propuso en este encuentro, generar un ejercicio de economía circular que investiga cómo el diseño, aliado con las ciencias y la articulación público-privada, puede aportar a la gestión de los residuos, brindando nuevas oportunidades laborales a personas que se encuentran fuera del circuito productivo.

Silvina Martínez

Creció y vive en la ciudad de Buenos Aires, Argentina. Estudió arquitectura en la Universidad de Buenos Aires, fue docente de Diseño en la cátedra Scarone entre 1986 y 1994. Ejerció la profesión como socia en diversos estudios hasta 2015. Cursó el posgrado de diseño de mobiliario en 2002, luego fue convocada por el director regional de UNESCO para desarrollar un programa de incentivo del diseño en sectores industriales del MERCOSUR.

El proyecto CREATE evolucionó hacia la promoción de todas las industrias culturales, hasta hacer foco en Economía Creativa: el impulso de desarrollo sostenible en base a intangibles tan abundantes en la región. El programa impulsó políticas públicas en cuatro ciudades medianas: Montevideo, Rosario, Asunción y Curitiba, de carácter transversal entre dependencias de Producción y Cultura, su articulación con el sector privado, Universidades y Organizaciones del Sector Civil. Monitoreó proyectos de desarrollo sustentable, organizó muestras y encuentros internacionales, de intercambio de conocimientos y difusión de expresiones culturales emergentes.

Participa periódicamente junto a gestores culturales de Sudamérica de grupos de estudio de experiencias sobre Economía Colaborativa. En 2012 comenzó a investigar, junto a Gabriela Antenzon, el potencial del scrap industrial como recurso, desarrollando tecnologías y productos para reconvertir desechos no considerados “reciclables”. En 2013 fundan FEBOASOMA: Laboratorio de Residuos Urbanos Sólidos, iniciativa multidimensional y transdisciplinar que articula diseño, investigación y transferencia de conocimiento con gobiernos y universidades, con vistas a reducir de manera sensible la basura de la metrópolis ofreciendo a la vez oportunidades de desarrollo a sectores sociales que se encuentran fuera del circuito productivo.

AL Invest 5.0

El Programa AL-Invest es uno de los proyectos de cooperación internacional más importantes de la Comisión Europea en Latinoamérica, que fue concursado por la Agencia de Cooperación, inversiones y Comercio Exterior del Gobierno de la Ciudad de Santa Fe, junto a la Unión Industrial y Barcelona Centro de Diseño, como socios estratégicos.

El total del proyecto es de 424.685 euros –unos 7 millones de pesos- entre el aporte de la Unión Europea y el aporte del Municipio, los mismos se destinarán a desarrollar un plan integral que buscará mejorar la productividad de las micro, pequeñas y medianas empresas (Mi-Pymes) de la industria del diseño de la ciudad y la región, y el desarrollo de organizaciones intermedias que actúan en el sector. Los fondos se ejecutan entre 2017 y 2018, en un Plan de Fortalecimiento para las industrias creativas del sector del diseño, que tiene por fin contribuir a mejorar la productividad de las micro, pequeñas y medianas empresas del sector de diseño de la ciudad y la región, mejorar las líneas de producciones y el acceso a nuevos mercados con el desarrollo de productos de alto valor identitario, vincular a los diseñadores con la industria local y los oficios de los artesanos con los diseñadores como plataforma de co-working y experiencias compartidas de transferencia de conocimiento, visibilizar el mercado local a nivel nacional e internacional, entre otras acciones.