Los riesgos en Santa Fe

Al hablar de riesgos se hace referencia, principalmente, a la posibilidad de que ocurran determinados fenómenos que puedan afectar a la sociedad, alterando su normal funcionamiento y ocasionando daños y pérdidas a la población, a la infraestructura, al ambiente. Se suele hablar también de riesgos de desastre, concepto que refiere a eventos posibles – originados en la naturaleza o en las actividades humanas – que resultan peligrosos para la comunidad por diversos factores: por estar expuesta a sus impactos, por no contar con condiciones suficientes para enfrentarlos, por falta de preparación y organización general para superarlos.

Por su ubicación geográfica, en la ciudad de Santa Fe, los riesgos se asocian principalmente a la ocurrencia de inundaciones por crecidas de los ríos o lluvias, aunque no sean los únicos eventos posibles. Otros fenómenos relacionados con el clima como las tormentas severas, la caída de granizo, niebla o incluso sequías, también son factores de riesgo en tanto pueden causar serias dificultades a la sociedad expuesta a sus efectos.

Del mismo modo, distintos tipos de eventos originados en las actividades humanas pueden desencadenarse y afectar a la población y al ambiente: incendios de gran magnitud, accidentes en medios de transporte, derrame de sustancias peligrosas, epidemias y contaminación de los recursos naturales.

Algunos eventos que ocurrieron en la ciudad 

  • Inundaciones por crecidas del río Paraná
    El sistema fluvial del río Paraná, con cauce principal y los numerosos cursos menores del valle de inundación, son frecuentemente ocupados por las aguas durante las crecidas. En el caso de las crecidas regulares u ordinarias, el agua durante las crecidas. En el caso de las crecidas regulares u ordinarias, el agua inunda la zona de islas y ante crecidas mayores tiende a ocupar el valle aluvional en su totalidad. Los eventos más importantes de los que se tiene registro son los que ocurrieron en los años 1905; 1966; 1982/3; 1992, 1998.
  • Inundaciones por crecida del Salado
    Si bien con menos frecuencia que el río Paraná, el Salado también tiene sus crecidas periódicas; en los años 1914 y 1973 se produjeron dos de las más importantes, aunque con muy baja afectación de sectores poblados. En 2003 el Salado volvió a crecer después de tres décadas y devino en graves consecuencias para un tercio de la ciudad.
  • Inundaciones por lluvias
    Importantes sectores de la ciudad han sido afectados periódicamente por precipitaciones de mediana y alta intensidad. Los eventos que pueden mencionarse son numerosos pero el más significativo es, sin dudas, el ocurrido en el año 2007.