Después de la inundación: Cuidados para el regreso a casa

La higiene y limpieza del hogar evitan riesgos de salud después de la inundación

Medidas de prevención:
Ventile las habitaciones.
Utilice botas y guantes de goma durante la limpieza.
Limpie y desinfecte con lavandina las paredes, los pisos y otras superficies de la casa. Tenga especial cuidado con las superficies que pueden entrar en contacto con los alimentos, como la mesada, alacenas, heladera, etc.
Lave con agua caliente toda la ropa que pueda ser reutilizada.
Se sugiere rociar con algún desinfectante los muebles tapizados que se pueden salvar, y dejar secar al sol.
Descartar todo aquello que no se pueda limpiar y haya sido afectado por la inundación, como colchones, peluches, juguetes de bebés, ropa, etcétera.
Todos electrodomésticos deben estar completamente secos antes de ponerlos a funcionar.
Nunca toque un cable del tendido eléctrico caído, ni los cables elevados durante las tareas de limpieza.

Refuerce los hábitos de higiene básica. Siempre lávese las manos con abundante jabón y agua que haya sido hervida, desinfectada o que se sepa que es segura:
Antes de preparar los alimentos.
Después de ir al baño.
Después de realizar actividades de limpieza en el hogar.
Después de tocar cosas de la casa que hayan sido alcanzadas por el agua de la inundación.
Recordar que el alcohol en gel no remplaza el lavado de manos.

La desinfección favorece la alimentación segura:
Lave los vasos, platos y otros elementos de cocina con detergente abundante y, de ser posible, refriegue todo con un cepillo para evitar residuos.
Para desinfectar ollas y utensilios de metal, hiérvalos por 10 minutos. Se recomienda que deseche las cucharas de madera y los utensilios plástico. También es importante que reponga las mamaderas y chupetes de los bebés.
Lave frutas y verduras con agua segura.
Si está amamantando a su hijo, siga haciéndolo. La leche materna ayuda a generar defensas en los niños. Lave las mamaderas con agua segura.

El agua segura es la mejor
También puede convertir en agua segura aquella que proviene de otras fuentes (pozo, de red, etc.).

¿Cómo?
Coloque 2 gotas de lavandina por cada litro de agua, y déjela reposar 30 minutos antes de utilizarla. También puede hervirla durante 5 minutos y esperar a que se enfríe para consumirla.

Para prevenir la leptospirosis, se recomienda la limpieza profunda del domicilio con lavandina (1 taza de cloro en un balde de agua), utilizando guantes y botas de goma o en su defecto bolsas de nylon.

Ante fiebre, malestar general, dolor de cabeza, diarrea, vómitos, erupciones cutáneas u otros síntomas, concurra al Centro de Salud más cercano para recibir tratamiento.