Con un nuevo tramo en avenida Alem, el Municipio amplió la red de bicisendas y ciclovías

El Gobierno de la Ciudad inauguró este martes un trayecto de doble circulación, que va desde Alem y Belgrano hasta calle Vélez Sarsfield. El nuevo tramo cuenta con cruces seguros y permite vincular el microcentro con la Ciudad Universitaria, el Puente Colgante, las Costaneras y el norte de la ciudad, además de la zona portuaria y el Molino Marconetti. Del acto participaron funcionarios municipales, el diputado nacional Niky Cantard y representantes de organizaciones que promueven el uso de la bici.

En avenida Alem, la red de bicisendas y ciclovías de la ciudad sumó un nuevo trayecto que va desde la intersección con calle Belgrano y avanza hacia el Este hasta conectar con la ciclovía de Vélez Sarsfield. Este martes por la tarde quedó inaugurada oficialmente la obra que cuenta con una extensión de 1,8 kilómetros y se inscribe en el Plan de Movilidad Urbana que lleva adelante el Gobierno de la Ciudad de forma participativa con instituciones y organizaciones. Estuvieron presentes el secretario de Control, Ramiro Dall’Aglio; el diputado nacional, Albor “Niky” Cantard; la secretaria Ejecutiva del Ente de Coordinación del Área Metropolitana, Adriana “Chuchi” Molina; y la presidenta de la Fundación Hoy por Mañana, Inés Larriera. También, asistieron las secretarias de Desarrollo Estratégico y Resiliencia, Andrea Valsagna, y de Educación, Érika Figueroa. Además, participaron representantes de los colectivos Santa Fe en Bici, Las pibas en Bici y la agrupación Ciclociudad.
El trayecto habilitado es de doble circulación y permite ordenar el tránsito sobre la avenida Alem, un sector de la ciudad por el que transitan camiones y vehículos de gran porte y donde, por consiguiente, está prohibida la circulación de bicicletas por la calzada. Así, a partir de la nueva traza, los ciclistas podrán circular de manera segura.

Ciclovía segura

Ramiro Dall’Aglio brindó detalles de la obra, destacando que “José nos pidió que articulemos las ciclovías de la ciudad y por eso la de Ituzaingó confluye en un punto neurálgico, como es Vélez Sarsfield y Laprida, donde sale por un lado la ciclovía de Vélez Sarsfield para el norte para ir a la Facultad Regional Santa Fe de la Universidad Tecnológica Nacional y, por otro, la ciclovía que pasa por debajo del Puente Oroño y cruza por el Puente Colgante a Ciudad Universitaria”, describió. El funcionario explicó que la obra de avenida Alem “articula con la ciclovía de Marcial Candioti, además del Puerto, es decir que tiene una muy importante articulación de Este a Oeste y de Norte a Sur”.
Los trabajos incluyeron el cruce de Avenida Alem a la altura de Vélez Sarsfield, permitiendo conectar el microcentro con la Ciudad Universitaria, el Puente Colgante, las Costaneras y el norte de la ciudad; y con el Molino Marconetti, que a partir del traslado del Liceo Municipal incrementó la utilización de este medio de movilidad. Al respecto, Dall’Aglio completó que para garantizar un cruce seguro por avenida Alem, la ciclovía “cuenta con semaforización para peatones y bicicletas a la altura del club Regatas, en Vélez Sarsfield y Alem, para habilitar el cruce en esta autovía muy importante para la ciudad”.
Además, el secretario de Control recordó que “tal como lo hablamos con José en su momento, donde construimos esta ciclovía antes había un paredón que separaba todo el puerto de la ciudad. Sobre ese paredón que se derrumbó en su momento, hoy construimos una ciclovía en un espacio consolidado y que va a tener otro cruce seguro en avenida 27 de Febrero, a la altura de Lisandro de la Torre”.
El funcionario aprovechó la oportunidad para anunciar la construcción de un nuevo tramo de ciclovía que comprende desde calle Belgrano y Alem, avenida 27 de Febrero, hasta Lisandro de la Torre. Con esta obra “la conexión con el microcentro, saliendo por Lisandro de la Torre hasta Ciudad Universitaria y hacia Bulevar, va a estar en breve construida”, afirmó.

Nueva movilidad

En la oportunidad, Ramiro Dall’Aglio resaltó que las políticas de movilidad que desarrolla el Gobierno de la Ciudad son consensuadas con distintas instituciones: “La participación y el diálogo son muy importantes. Hemos hecho cambios a partir de la opinión de las organizaciones de ciclistas, porque ellos, como usuarios diarios, que discuten en grupo, nos dan opiniones fidedignas de qué tener en cuenta, como el caso de la iluminación, por ejemplo. Nos parece muy fructífero y enriquecedor el debate. Lo importante es que la gente se apropie de estos espacios inmediatamente. Esta ciclovía ya está siendo usada por mucha gente y va a dar mayor seguridad vial porque sacará todas las bicicletas de avenida Alem, donde convivían con los camiones y era muy peligroso”.
La red de ciclovías y bicisendas tienen hoy en la ciudad una extensión superior a los 30 kilómetros, y desde el Municipio se trabaja para duplicarla. Las distintas obras se enmarcan en el Plan de Movilidad Urbana que desarrolla el Gobierno de la Ciudad. En ese sentido, Dall’Aglio sostuvo: “El uso de la bicicleta tiene que nacer de una mejor convivencia entre todos. Nosotros tenemos que saber que, en una sociedad democrática, en la movilidad hay jerarquía: el más importante es el peatón, el que le sigue es la bicicleta y después viene el transporte público y los vehículos motorizados. Es importante que vayamos cambiando la cabeza con respecto a las nuevas formas de movilidad que tiene la ciudad y la bicicleta se está imponiendo”.