1º martes de mayo: Día Mundial del Asma

Su día se celebra bajo los auspicios de la Organización Mundial de la Salud y la GINA (Iniciativa Mundial Contra el Asma) el primer martes de mayo, para mejorar el conocimiento sobre la enfermedad y su tratamiento y cuidado alrededor del mundo.

El asma es una enfermedad crónica que se caracteriza por ataques recurrentes de dificultad respiratoria y sibilancias (chillidos respiratorios), que varían en severidad y frecuencia de una persona a otra. Los síntomas pueden sobrevenir varias veces al día o a la semana, y en algunas personas se agravan durante la actividad física o por la noche.

El Día Mundial del Asma 2019 está auspiciado por GINA ( Iniciativa Global para el Asma – Global Initiative for Asthma), y tiene lugar el primer martes del mes de mayo—este año, el 7 de Mayo—como una iniciativa para crear conciencia en la población de las cargas que supone dicha enfermedad a quien la padece y de la posibilidad de tenerla bajo control, llevando una vida saludable sin limitaciones.

Desde el año 2008 hasta la actualidad, el lema ha sido “Puedes Controlar tu Asma” (You can control your asthma) y pretende estimular a los pacientes a tomar parte activa en el control de su enfermedad.

Tomar conciencia ayuda a mejorar el cuidado de esta enfermedad. El asma es una enfermedad crónica y controlable. Realizar un tratamiento adecuado permite una vida activa.

¿Qué es el asma?

Es una enfermedad que afecta el aparato respiratorio de manera crónica, en la cual los bronquios sufren una inflamacion, y reaccionan ante muchos estímulos alérgenos. Esta reacción hace que los bronquios se estrechen, provocando dificultad para respirar.

Si bien esta enfermedad se puede presentar a cualquier edad, es más frecuente en la niñez, afectando a 1 de cada 10 niños.

¿Cómo se diagnostica?

Se diagnostica por un estudio llamado Espirometría el cual mide la capacidad respiratoria y la respuesta de los bronquios al broncodilatador.

¿Cuáles son los síntomas?

  • Sibilancia, es decir respirar emitiendo silbidos cortos.
  • Tos
  • Sensacion de opresión en el pecho
  • Dificultad para respirar

Los síntomas recurrentes causan con frecuencia insomnio, fatiga diurna, una disminución de la actividad y ausentismo escolar y laboral.

¿Qué causa un ataque de asma?

Este problema respiratorio tiene su origen en la predisposición genética, y en la exposición al medio ambiente (desencadenante).

  • Humo del tabaco,
  • Ácaros del polvo,
  • Contaminación atmosférica,
  • Alérgenos de cucaracha,
  • Mascotas,
  • Entre otros

El asma está controlado cuando:

  • No tiene sintomas de asma o tos al correr o por las mañanas,
  • Puede dormir bien sin despertarse,
  • No necesita medicación de alivio,
  • No tiene ataques de asma,
  • Puede hacer todas las actividades deportivas y de tiempo libre que desee.

Para conseguir un buen control del asma se debe: 

  • Tener un tratamiento personalizado por escrito de tu asma,
  • Tomar los medicamentos prescritos por tu medico,
  • Conocer y evitar los factores que puedan desencadenar una crisis de asma,
  • Aprender a reconocer los síntomas de una crisis de asma,
  • Conocer lo que debes hacer ante una crisis de asma.

Tratamiento

El asma no tiene cura. No es real que todo niño asmático pasa a ser asintomático a una determinada edad. En algunos casos, al crecer se vuelven asintomáticos por largos períodos de tiempo. Sin embargo, en una gran cantidad de casos el asma persiste o reaparece en la adultez.

Con el tratamiento adecuado, la mayoría de las personas con asma pueden controlar la enfermdad. Es posible que tengan pocos síntomas o no los tengan, llevando una vida normal y activa.

Disminución en la capacidad para hacer ejercicio, falta de sueño, tos persistente y dificultad para respirar son algunas de las complicaciones que las personas con asma pueden tener si no realizan el tratamiento médico adecuado.

El asma es una enfermedad que no se cura, pero sí se controla realizando un tratamiento adecuado.

ASMA BRONQUIAL Y RINITIS ALÉRGICA

¿Sabías que…?
Ocho de cada diez personas que sufren Asma Bronquial son alérgicas. La Rinitis Alérgica es la enfermedad respiratoria crónica más frecuente. Sus síntomas principales son:

  • Estornudos
  • Secreciones
  • Prurito
  • Congestión

¿Qué tienen en común el Asma bronquial y la Rinitis Alérgica?

Es frecuente que coexistan en el mismo paciente o que una patología preceda a la otra. El 80% de los pacientes diagnosticados inicialmente con asma también tienen rinitis alérgica.
Los agentes causales pueden ser los mismos: ácaros, hongos  mascotas, pólenes, agentes contaminantes, ocupacionales, aspirina, etc.
Producen alto impacto en la calidad de vida: trastornos en el sueño, disminución de la concentración y rendimiento intelectual.
Afectan negativamente el rendimiento laboral y escolar. Además, son causa frecuente de ausentismo.
Son enfermedades subdagnosticadas y subtratadas. Si bien en el caso del asma el paciente concurre con más frecuencia a una guardia o al médico, en el caso de rinitis, se acostumbra a convivir con los síntomas y no concurre al médico. A lo sumo, va a la farmacia y pide un medicamento de venta libre.

Es importante:

-Que los médicos de atención primaria investiguen la coexistencia de rinitis alérgica en pacientes con asma, mediante la historia clínica, el examen físico y estudios complementarios.
-La consulta al especialista alergólogo para hacer diagnóstico del agente causante de los síntomas y de manera ideal, recibir un tratamiento combinado de las vías aéreas superiores e inferiores, más eficaces y seguras.

Datos

  • La OMS calcula que en la actualidad hay 235 millones de pacientes con asma
  •  El asma es la enfermedad crónica más frecuente en los niños
  • El asma está presente en todos los países, independientemente de su grado de desarrollo. Más del 80% de las muertes por asma tienen lugar en países de ingresos bajos y medios-bajos.
  • A menudo el asma no se diagnostica correctamente ni recibe el tratamiento adecuado, creando así una importante carga para los pacientes y sus familias, y pudiendo limitar la actividad del paciente durante toda su vida.

Fuentes:
Organización Mundial de la Salud

Iniciativa mundial contra el asma

Asociación de Alergia e Inmunología del Litoral