Tabaco y salud

El tabaquismo es una adicción. La nicotina es una sustancia adictiva, y los cigarrillos y otros productos que contienen tabaco están diseñados con el fin de crear y mantener la dependencia. Muchos de los compuestos que contienen y el humo que producen son farmacológicamente activos, tóxicos, mutágenos y cancerígenos, por lo que también la exposición al humo de tabaco puede enfermar y hasta provocar la muerte de las personas no fumadoras.
En Argentina cada año mueren más de 40 mil personas por enfermedades asociadas al tabaquismo que podrían ser evitadas. Según datos de la última Encuesta Nacional de Factores de Riesgo, el 25% de la población adulta fuma tabaco. Por otro lado, la Encuesta Nacional de Salud Escolar señala que, en promedio, los niños y niñas comienzan a fumar a los 12 años y que uno de cada cinco jóvenes de 13 a 15 años fuma.

Efectos del tabaco en la salud

El consumo de tabaco afecta la salud de fumadores y de los no fumadores expuestos al humo. Las causas de muerte más importantes relacionadas con el consumo de tabaco son: enfermedades del corazón, cáncer y enfermedades respiratorias. Es importande dejar en claro que no hay un nivel de consumo “seguro para la salud”, y cuanto antes se deja de fumar, más beneficios se obtienen.

Tabaco y adicción

El Ministerio de Salud de Estados Unidos en el año 1988, clasificó a la nicotina como una sustancia adictiva. El cigarrillo y otros derivados del tabaco generan dependencia con un mecanismo similar al de la adicción a drogas como la cocaína y la heroína. Los cigarrillos son sumamente eficientes para suministrar nicotina: cada vez que inhala, la nicotina llega al cerebro en unos 10 segundos lo que contribuye a su gran poder de adicción.

El consumo de tabaco genera tres formas de dependencia:
• Física: provocada directamente por la nicotina, responsable del síndrome de abstinencia.
• Psicológica: el hábito de fumar se convierte en una compañía en diferentes situaciones, y parece imposible cambiar esta relación.
• Social: el fumar sigue siendo un acto social, se hace en grupos, en reuniones con amigos, y entre los adolescentes tiene muchas veces un significado de rebeldía y de madurez.

Tabaco y enfermedad cardiovascular

Los efectos en la salud cardiovascular aparecen enseguida de empezar a fumar y son también los primeros que se revierten al dejar de fumar. Se estima que por cada 10 cigarrillos que se fuman por día, el riesgo de muerte por enfermedad cardiaca aumenta un 18% en hombres y un 31% en mujeres. Algunas de las enfermedades que puede causar son:
• Enfermedad coronaria (infarto agudo de miocardio, enfermedad isquémica, angor y muerte súbita)
• Accidente cerebrovascular
• Enfermedad vascular periférica
• Aneurisma de la aorta abdominal

Tabaco y cancer

El consumo de tabaco es el principal factor de riesgo para tener cáncer de pulmón. De cada 10 personas con cáncer de pulmón, nueve son fumadoras. El riesgo de cáncer depende de la duración del consumo (a menor edad de inicio, mayor riesgo), del número de cigarrillos que se consumen por día, del tipo de cigarrillos que se fuman y de los años que hace que se dejó de fumar.

Los fumadores también tienen mayor riesgo de padecer cáncer de boca, labios, lengua, laringe y faringe, cáncer de estómago, de esófago, de páncreas, de vejiga, de riñón, de cuello de útero, de colon y de recto, de hígado, de mama, de la cavidad nasal, de ovario y ciertas formas de leucemia. Al dejar de fumar, el riesgo de cáncer disminuye constantemente cada año, a medida que las células anormales son remplazadas por células normales. Si bien el riesgo disminuye, muchos investigadores piensan que nunca vuelve a ser igual al de un no fumador.

Tabaco y Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC)

La EPOC es una afección pulmonar que se caracteriza por una obstrucción de las vías aéreas progresiva y en general no reversible. El 90% de los casos se deben al tabaquismo y uno de cada cuatro fumadores la desarrolla. Dejar de fumar disminuye el riesgo de tener EPOC. Se estima que en la Argentina hay entre 2,5 y 3 millones de personas que sufren esta enfermedad.

Otros efectos importantes

El tabaco ocasiona disminución de la vitamina A, en la hidratación, oxigenación y correcta nutrición de los tejidos, por lo que los fumadores presentan arrugas prematuras, cabello reseco y piel seca, manchas amarillentas en los dedos, dificultad en la cicatrización y envejecimiento prematuro en su piel. A nivel bucal, potencian problemas dentales tales como manchas en los dientes, acumulación de sarro, aparición de caries, mal aliento, enfermedad en las encías, entre otros. Tiene la capacidad de agudizar problemas oculares (cataratas) y predisponer a la aparición de la intolerancia a la glucosa, aumentando el riesgo de diabetes. En relación a la sexualidad y sistema reproductivo, debido al daño en las arterias provoca alteraciones en la erección masculina e impotencia; y entre las mujeres puede causar alteraciones en el ciclo menstrual y en la fecundidad.

Beneficios de dejar de fumar para el fumador

Los beneficios comienzan a sentirse enseguida y se multiplican de manera progresiva:
:: A los 20 minutos: disminuye la presión arterial
:: A las 12 horas: se normaliza el monóxido de carbono en sangre
:: Entre las 2 semanas y los 3 meses: mejora la circulación y la función pulmonar
:: Entre el primer y el noveno mes: disminuye la tos y la falta de aire, disminuye el riesgo de infecciones
:: Al año: el riesgo de enfermedad coronaria disminuye a la mitad, mejora la energía
:: A los 5 años: el riesgo de cáncer de boca, garganta, esófago y vejiga disminuye a la mitad y el riesgo de cáncer de cuello y de ACV se iguala al de un no fumador
:: A los 10 años: el riesgo de cáncer de pulmón disminuye a la mitad y también disminuye el riesgo de cáncer de laringe y de páncreas
:: A los 15 años: el riesgo de enfermedad coronaria es similar al de un no fumador.
:: Mejora el gusto y el olfato
:: Desaparece la tos de fumador
:: Es más fácil subir escaleras y caminar varias cuadras sin cansarse.
:: El pelo y la ropa huelen mejor.
:: Mejora el aspecto y la salud de su piel
:: Genera beneficios económicos, en el ámbito laboral y entre quienes comparten vivienda con el fumador.

¿A dónde recurro para dejar de fumar?
LALCEC
Dirección: Salta 3732
Teléfonos: (0342) 452-1524
E-mail: mubiergo@cpn.org.ar; lalcec.santafe@hotmail.com

Horarios: Lunes a viernes de 8 a 12 hs y de 16.30 a 18.30 hs.

Programa de prevención del tabaquismo de la Provincia de Santa Fe – Gratuito.
Teléfono: (0342) 457-3787
Métodos: Talleres grupales de cesación tabáquica con apoyo psicosocial
E-mail: dejardefumar@santafe.gov.ar
Horarios: lunes a viernes de 8 a 12 hs.

Enlaces de interés:
La ciudad se adhiere al Programa del Control del Tabaquismo
Ordenanza Nº 11152
Manual para dejar de fumar del Ministerio de Salud de la Nación
Programa Nacional de Control de Tabaco, Ministerio de Salud de la Nación
Día Mundial de la EPOC
Día Mundial Sin Tabaco