Con las Escuelas de Trabajo, más jóvenes consolidan sus emprendimientos en la Ciudad

El intendente José Corral visitó el taller de Pablo Galoppo, un joven santafesino que con el apoyo de Municipio y Nación se formó y recibió financiamiento para iniciar un emprendimiento en herrería. “Es una historia que vale la pena compartir para que otros jóvenes también se entusiasmen con los diferentes programas que ofrecemos desde Escuelas de Trabajo”, expresó el Intendente sobre Pablo, quien hoy realiza trabajos para empresas constructoras regionales.  


En un galpón familiar en la zona Norte de la Ciudad, Pablo Galoppo se dedica a la fabricación de cajas de chapa plegada y tableros electrónicos para edificios, además de llevar a cabo distintos trabajos de herrería en general. Con el apoyo del Gobierno de la Ciudad, a través del programa Escuelas de Trabajo, este joven santafesino realizó cursos para especializarse en carpintería y herrería, y recibió financiamiento de Nación para poder comenzar su proyecto.

Este miércoles por la tarde, el intendente José Corral visitó a Pablo en su taller de La Pampa 5774, para conocer las instalaciones y la marcha de su emprendimiento. “Es una historia que vale la pena compartir para que otros jóvenes también se entusiasmen con los diferentes programas que hay”, valoró el mandatario local y aseguró luego que “tenemos como preocupación acompañar a los adolescentes y a los jóvenes en el desarrollo de su actividad, en un momento donde están armando su vida también”.

En diálogo con la prensa, José Corral expresó además que “es un momento muy importante en el que hay que acompañar a las familias de la ciudad, en este caso una familia de metalúrgicos”. Al hacer referencia a Pablo, afirmó que “él es un emprendedor que aprovechó las herramientas disponibles de los cursos y el financiamiento para tener equipamiento. Está con mucha actividad, tanto que quizás prontamente sea empleador de otros jóvenes que participan de programas de empleo, que dan la posibilidad de tener un primer trabajo”, contó el Intendente sobre las potencialidades del proyecto que desarrolla Pablo, quien además realiza trabajos para empresas regionales como Pilay, CAM Construcciones y Dubner. “Queremos acompañarlo en el futuro, hay nuevos desafíos para seguir creciendo y si le va bien a Pablo y a los jóvenes como él, nos va a ir bien a todos en la Ciudad”, enfatizó José Corral.

Brindar oportunidades

“En lo que emprenda cualquier persona, si le pone el alma y el corazón, todo se puede”, es la frase que Pablo tiene como premisa a la hora de contar su propia experiencia como emprendedor, y en este camino, agradece “al municipio por brindar oportunidades”.  

De ese tiempo de formación, que recibió con el apoyo del Gobierno de la Ciudad, Pablo rescató que “me sirvió para ver la realidad. Yo estaba acostumbrado a estar en la Facultad, a ver un cierto sector social. Te vas a otro lado y te encontrás con chicos que tienen la esperanza de tener un trabajo, es su meta. Yo venía de un viaje, con el ánimo más o menos, y te das cuenta que podés. Me sirvió mucho anímicamente conocer otra gente”. Además, añadió que con el programa “pude arrancar, comprar herramientas” pero también valoró que “es importante interesarse uno mismo, porque si uno no le pone garra a lo que hace no va a llegar a nada. Las oportunidades están y hay que saber aprovecharlas”.

Pablo empezó en soledad su proyecto de herrería y hoy, ante la creciente demanda, le dan una mano vecinos, además de “los chicos del taller de mi papá que hacen carrocería y en horas extras hacen cajas conmigo. Está la posibilidad de contratar empleados también”, relató.   

Sobre este tiempo recorrido con su oficio, Pablo aprendió que “también hay que adaptarse a la demanda, a lo que busca la gente o la industria, como en mi caso la construcción. Hay que adaptarse, seguir creciendo también a través del uso de la tecnología. Con las herramientas que brinda internet, la comunicación ahora es más fluida”.