Escuelas de Trabajo: Más de 600 jóvenes ya hicieron cursos de formación laboral

Más de 200 jóvenes recibieron este martes sus diplomas por la finalización de distintos talleres, entre los que se destacan el Curso de Introducción al Trabajo que contó con la participación de 130 asistentes. El acto fue encabezado por el secretario General, Carlos Pereira, quien aseguró que el programa Escuelas de Trabajo “tiene una mirada integral a través de la que queremos llegar a todos los jóvenes”.  

17903990_1495318487175979_9169447363322461448_n

En el Hall del Palacio Municipal se desarrolló el acto de entrega de certificados correspondientes a propuestas que se llevan adelante desde las Escuelas de Trabajo. Este martes por la tarde recibieron sus diplomas más de 130 jóvenes que durante el segundo semestre del 2016 participaron del Curso de Introducción para el Mundo del Trabajo (CIT) y 70 asistentes a los cursos de auxiliar en mecánico de motocicletas, animador comunitario en deportes y recreación, atención al cliente, reparador de calzado y asistente de marketing y comercialización de ventas. El acto fue encabezado por el secretario General del Gobierno de la Ciudad, Carlos Pereira; la directora del Programa Escuelas de Trabajo, Cecilia Battistutti; y el Gerente de Empleo Regional Santa Fe del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social de la Nación, Javier Fernández.

Programa integral

Carlos Pereira consideró que la entrega de los 200 diplomas a los jóvenes “es un avance concreto del programa Escuelas de Trabajo, que el intendente José Corral presentó en su última campaña y que rápidamente pusimos en marcha”.

En ese contexto, el funcionario se refirió al nombre que recibió el programa municipal, que “no termina de abarcar la complejidad de todo lo que ofrece”. Para Pereira, la formación educativa y laboral son claves en la propuesta de las Escuelas de Trabajo. “Uno de los objetivos centrales es que los jóvenes puedan ingresar al mercado de trabajo pero también es importante que puedan terminar sus estudios y seguir con la educación terciaria o universitaria. También, la idea es promover la inclusión a través de otras alternativas vinculadas a la cultura y el deporte. Bajo esta mirada integral queremos llegar a todos los jóvenes”, aseguró.

Por su parte, Cecilia Battistutti arrojó un dato contundente: durante 2016 pasaron más de 600 jóvenes por instancias de formación. “El Curso de Introducción al Trabajo nos gusta mucho porque es donde empezamos con los jóvenes a trabajar sobre sus proyectos de vida, les hacemos lugar a sus intereses pero tenemos en cuenta cuál es la demanda actual del sector económico de la ciudad”.

La funcionaria hizo mención además a los acuerdos alcanzados con sindicatos y distintos organismos para generar instancias de formación laboral para los santafesinos con la articulación del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social de la Nación y la Provincia. Finalmente, expresó que “nosotros apoyamos a que los jóvenes tengan un trayecto por las Escuelas de Trabajo, no es un programa espasmódico donde uno va y se retira. Por el contrario, los orientadores hacen un seguimiento y generan vínculos en base a la empatía y el afecto, donde se escucha a los jóvenes y se los comprende”.

En primera persona

Micaela Gigliotti participó en el CIC de Facundo Zuviría del Curso de Introducción al Trabajo. Durante el acto, contó a los presentes que pudo hacer la capacitación junto a su hija: “No tenía con quien dejarla y estuvo bueno que me hayan dado esa oportunidad. También, me gustó lo que enseñaron los profesores Mati y Aye, que son nuestros orientadores”. Además, invitó a los jóvenes de la ciudad que se sumen a esta propuesta: “Me gustaría que más gente aproveche y pueda hacer estos cursos y así conseguir trabajo y poder salir adelante”.

Lucrecia Romero, también participó de la propuesta y consideró que fue una “gran experiencia y aprendizaje para aplicar en todos los ámbitos de su vida”. Fue así que relató que en los cursos se trabajó sobre “cómo comunicarnos y cómo presentarnos ante una entrevista laboral, además de hábitos de convivencia”. Sin embargo, destacó que lo más importante “fue el trabajo grupal en la fortaleza y debilidad de cada uno”. Hacia el final, agradeció a Mili, su docente, por el acompañamiento constante.

Sebastián Solis es de Barranquitas y también compartió unas palabras con todos durante el acto. Al referirse a la experiencia vivida en Escuelas de Trabajo, rescató la importancia de la inserción social -y no solo laboral- como parte de las herramientas que otorga este programa que desarrolla el Gobierno de la Ciudad. “Más allá de hacer el curso para tener trabajo, me encontré con que muchos chicos vivían en mi mismo barrio y no los conocía”. Valoró que el curso realizado “abre puertas para hacer otras capacitaciones y pasantías. Yo ahora estoy haciendo un curso sobre gestión”, ejemplificó y, al igual que Micaela, invitó a los jóvenes “a que se sumen a las actividades recreativas que hay, como vóley, fútbol y baile. Es una buena oportunidad que da el municipio en los barrios”.