Más de 50 jóvenes y adultos con discapacidad realizan entrenamientos en empresas de la Ciudad

Funcionarios del Gobierno de la Ciudad visitaron la empresa Mueblefé, donde tres santafesinos realizan entrenamientos laborales en el marco del programa nacional Promover. La secretaria de Desarrollo Social, Cecilia Battistutti, expresó: “Apostamos a que puedan insertarse en el empleo formal y en blanco”. Además, aprovechó para convocar a comercios y empresas locales a presentar proyectos Promover: “Necesitamos de PyMEs y comercios que se animen a apostar a sumar personas con discapacidad a sus equipos”.

En la empresa Mueblefé jóvenes y adultos con discapacidad que se prepararon en espacios que gestiona el Gobierno de la Ciudad, realizan entrenamientos laborales como ayudantes de carpintero y en atención al cliente. Este lunes por la tarde, la secretaria de Desarrollo Social del municipio, Cecilia Battistutti, visitó el lugar con parte de sus colaboradores para conocer de cerca el trabajo que realizan Pablo, Federico y Lucas en el marco del programa Promover, que impulsa el Ministerio de Producción y Trabajo de la Nación.
Para favorecer las condiciones de capacitación y empleabilidad de personas con discapacidad que se encuentren desocupadas, el Gobierno de la Ciudad de Santa Fe, mediante el Programa Envejecimiento Activo y Autonomía Personal conjuntamente con Escuelas de Trabajo desarrolla el proyecto “Empleabilidad, Inclusión e Inserción Laboral”, llevando adelante los Programas de Empleo (EPT y PIL) para personas con discapacidad que estén adheridas al Promover Línea II del Ministerio de Producción y Trabajo de la Nación. En ese contexto, la funcionaria contó que “estamos visitando una de las tantas empresas que apuestan a brindarles oportunidades de mejoramiento en la empleabilidad, en este caso a personas con discapacidad a través del programa Promover”, explicó y completó que se trata de una iniciativa “de entrenamiento laboral exclusivamente para personas con discapacidad y que le permite poder conservar su pensión en caso de poseerla”.
Sobre la labor de Federico, Lucas y Pablo, Cecilia Battistutti se mostró satisfecha y compartió que actualmente “son más de 50 los chicos que hacen entrenamientos laborales, ya sea en el sector público como el privado. Como siempre hablamos, apostamos a que puedan insertarse en el empleo formal y en blanco”, destacó. Además, la secretaria aprovechó la oportunidad para convocar a comercios y empresas locales a “que se animen a presentar proyectos Promover. Necesitamos de PyMEs y comercios que se animen a apostar a que la persona que van a sumar a su equipo sea con discapacidad. También queremos desmitificar y desprejuiciar, porque muchas veces hay miedo y dudas. Es todo lo contrario: los jóvenes vienen, cumplen, se capacitan en un oficio que muchas veces también les puede permitir en un futuro, armar su propio emprendimiento”.
El Programa Escuelas de Trabajo, articulando con el Departamento de Discapacidad de la Municipalidad y con entidades del sector privado que quieren acceder a estas herramientas, busca incrementar las competencias, habilidades y destrezas de trabajadores desocupados y promover su inserción laboral, particularmente, en este caso, de personas con discapacidad. Es por eso que aquellas entidades que deseen sumarse a esta propuesta que al momento involucró a más de 270 personas, pueden dirigirse a la Oficina de Empleo de calle Las Heras 2751 o bien a 25 de Mayo 2714, donde funciona la oficina el Área de Discapacidad del Gobierno de la Ciudad.

Brindando oportunidades

Javier Dalul, propietario de MuebleFe contó que para sumar a su equipo de trabajo a Pablo, Lucas y Federico “hicimos todos los pasos en conjunto con la Secretaría”, dijo en relación al área de Desarrollo Social del Gobierno de la Ciudad. “Es un proyecto muy bueno para las empresas, le damos una oportunidad a los chicos que tienen alguna discapacidad para que aprendan un oficio, para que se relacionen en un ambiente laboral y de alguna manera integrarlos socialmente”, compartió Javier sobre el programa Promover y añadió que esta iniciativa “les viene muy bien a los chicos y a nosotros, porque nos dan una mano y aprenden”.
Sobre la labor de los jóvenes, Javier señaló que “los vamos guiando en las tareas, les explicamos que tienen que hacer. Ellos hacen lo mismo que cualquier persona y se lo trata de igual manera, andan muy bien”, afirmó y cerró: “Ellos hacen 20 horas semanales, cuatro horas de lunes a viernes. Cumplen horario, como cualquier otro trabajador”.