Más jóvenes se suman al sector privado con entrenamientos laborales

Luego de la capacitación correspondiente en las Escuelas de Trabajo que gestiona el Gobierno de la Ciudad, diez jóvenes realizan distintas tareas en cuatro estaciones de servicio. Funcionarios municipales y el diputado nacional Niky Cantard visitaron este martes la ubicada en Bulevar Gálvez 1563. Allí se desempeñan como auxiliares de venta y colaboran con la higiene y la limpieza. Ya son más de 1.900 los jóvenes que accedieron a este programa.

Funcionarios del municipio visitaron este martes la estación de servicios Axion, situada en Bulevar Gálvez 1563. Allí realizan entrenamiento laboral jóvenes que asistieron a las Escuelas de Trabajo del Gobierno de la Ciudad. Ellos forman parte del Programa de Entrenamiento para el Trabajo, que tiene por objetivo la vinculación con diferentes actores del sector privado e instituciones sin fines de lucro de la ciudad, en vías de generar prácticas laborales en oficios y servicios específicos. En ese sentido, fomenta lazos con el sector productivo local para desarrollar procesos que favorezcan la inserción de los jóvenes en el mercado de trabajo; además promueve el autoempleo. En total son 10 los jóvenes distribuidos en cuatro estaciones de servicios. Se trata de la primera experiencia en este rubro.
Vale recordar que en la ciudad ya son 1.973 jóvenes los que ya accedieron a los entrenamientos rentados en ámbitos laborales: 957 lo hicieron en el sector público y 1.016 en el sector privado. A su vez, a través del Programa de Inserción Laboral quedaron efectivos en empresas 189 jóvenes.
De la actividad participaron la secretaria de Desarrollo Social del Gobierno de la Ciudad, Cecilia Battistutti, y el diputado nacional, Niky Cantard.

Inserción laboral

Battistutti se mostró muy satisfecha por los resultados y el alcance que tienen las Escuelas de Trabajo. “En principio, brinda posibilidades de empleabilidad a los jóvenes que se acercan a los distintos espacios que tenemos en los barrios de la ciudad”, valoró la funcionaria. “Y debemos destacar que sin el sector privado, las empresas y las pymes, que la mayoría son de comercios y de servicio, no podríamos brindar estas posibilidades”, señaló la secretaria.
La titular de la cartera de Desarrollo Social indicó que este trabajo se hace en forma conjunta con la Agencia de Empleo del Ministerio de Trabajo de la Nación. “Con estas herramientas que son los entrenamientos laborales y pasantías rentadas que los jóvenes realizan en las distintas empresas, luego el empleador, si necesita contratar más personal y en virtud del desempeño de los chicos y chicas, tiene la posibilidad de insertarlo laboralmente”, destacó.
Para finalizar, subrayó: “Hoy ya hay 189 los jóvenes que se insertaron, también acompañados por el Ministerio de Trabajo, con algunas herramientas que alivianan un poco las cargas laborales. Estamos muy contentos con haber podido sumar a las estaciones de servicios como una alternativa más a esta iniciativa”.

Buenos resultados

A su turno, Santiago Bay, encargado de la estación de servicios de Bulevar al 1500 describió las ventajas de este programa. “Lo conocimos cuando lo presentaron en la cámara expendedora de combustibles y nos pareció muy bueno, y decidimos probarlo. La municipalidad los capacita y los orienta y luego nosotros, según el protocolo de atención, los seguimos capacitando y después queda a criterio de nosotros si los sumamos o no”, dijo. “Ellos salen capacitados -describió-. Están con los clientes, interactúan, aprenden cómo son los medios de pago y también les decimos que expliquen que están dentro de este programa de entrenamiento. Nosotros estamos muy satisfechos con el programa y muy contentos con el desempeño de los chicos”.

Experiencia

Jorge Salas es de barrio Estanislao López, tiene 24 años y es uno de los dos jóvenes que realiza este entrenamiento laboral en la estación de servicio de Bulevar al 1500. “Es una experiencia nueva para sumar al currículum, y está muy buena porque somos capacitados por profesionales que hace muchos años que están en el sector. Esto nos ayuda a insertarnos en el mundo laboral”, contó, contento.
Luego detalló cómo llegó a formar parte del programa: “Estaba sin trabajo y me acerqué a la Escuela de Trabajo ubicada en barrio Barranquitas. Allí me recibió Natalia que es una de las orientadoras y en menos de un mes tuve una entrevista laboral con esta estación. Después de tener la entrevista con el encargado, a los dos o tres días me volvió a llamar para que me presente y acordamos los términos y condiciones laborales para incorporarme”.
Tras completar estos pasos, firmó un contrato para cumplir con las tareas de lunes a viernes de 6 a 10. “Es muy bueno el trabajo, me gusta, salimos muy bien recomendados. Pero además existe la posibilidad de quedar efectivos en este lugar. Acá hacemos por lo general lo que es la limpieza y la higiene de toda la estación, somos expendedores de combustible y trabajamos con tarjetas y efectivo”, contó más adelante.
Antes de finalizar, Jorge manifestó entusiasmado: “Para mí fue una experiencia nueva porque estos medios de pago yo no los manejaba y no es muy difícil. Solamente hay que prestar atención, cargar el combustible que lleva cada vehículo y luego concretar la forma de pago que te pide el cliente. Esto me puede servir también para trabajar en otro lugar. Todos los días vengo desde el barrio donde vivo; es un sacrificio pero lo hago para sumar una experiencia nueva y además porque tengo la posibilidad de tener un trabajo fijo”.
Junto a Jorge está Daniel Olivari. Tiene 21 años y es sostén de su familia. Es de Coronel Dorrego. Realizó un curso de Introducción al Trabajo (CIT) en el año 2016, y desde entonces participa activamente de las actividades deportivas en la sede, sobre todo fútbol. También manifestó estar muy agradecido y contento con la oportunidad de trabajo que hoy tiene.