Talleres de huertas urbanas en las Escuelas de Trabajo

Se trata de asesoramiento y capacitación en producción y consumo de alimentos saludables. Los talleres se dictan en el marco del Programa Huertas Urbanas, que es implementado por el Gobierno de la Ciudad de Santa Fe a través de la Secretaría de Desarrollo Social.

IMG_1331

El Programa Huertas Saludables tiene como objetivo fundamental promover habilidades para el trabajo; el consumo de alimentos saludables y ofrecer a las familias de menores recursos una alternativa para incrementar sus ingresos. Desde esta semana los jóvenes de las Escuelas de Trabajo de Barranquitas y Coronel Dorrego se iniciaron en la propuesta: recibieron asesoramiento sobre los beneficios de la alimentación saludable y aprendieron sobre técnicas de cultivo.

“Cuando me comentaron sobre el taller me llamó la atención y me dije ¿Por qué no aprender a cultivar mi propia comida? Sería una forma de ahorrar y una actividad entretenida para hacer en mis ratos libres. Y quien te dice, a lo mejor me sale bien, produzco mucho y puedo venderlo” sostuvo Daiana Lezcano,  una de las jóvenes que asiste al taller en la Escuela de Trabajo de Barranquitas. “Además cuando mi mamá se enteró se quiso sumar y ahora vamos a emprender este proyecto juntas” finalizó.

La capacitación incluyó la entrega de plantines de aromáticas para que los jóvenes iniciaran su propia huerta en el hogar.

 

Cómo surge la experiencia

El programa Huertas Urbanas comenzó en enero de 2009, con la convocatoria a vecinos de los diferentes barrios de la ciudad para que las familias de escasos recursos se capaciten y produzcan sus alimentos de forma orgánica y sin el agregado de fertilizantes ni agroquímicos inorgánicos, como así también abriendo la posibilidad de comercializar los excedentes.

A partir de 2011 se comenzó a trabajar con los solares de diferentes barrios, como El Abasto, La Boca, Barranquitas, Juventud del Norte, Las Lomas, Loyola, San Agustín, San Pantaleón, Varadero Sarsotti, Villa Hipódromo, Villa Teresa, Los Troncos y Colastiné Norte.

Vale destacar, que la mayoría de las huertas son familiares y de autoconsumo, pero hay familias que logran un excedente de producción, y comercializan al público en diferentes ferias.