Accesibilidad

 

Infraestructura vial
En materia de comunicación terrestre, la ciudad posee una importante red vial conformada por rutas nacionales y provinciales, que la conectan con otros importantes puntos urbanos de la provincia y del país. Hacia el este se encuentra la Autovía Ruta 19, que la une con San Francisco. Hacia el sur se ubica la Autopista General Estanislao López que une  la ciudad con Rosario y Buenos Aires. Al oeste está la Autovía 168 que une la capital santafesina con Paraná, en pocos minutos. 

Estas vías  permiten a la ciudad de Santa Fe tener una rápida y segura comunicación, ampliando su zona de influencia.
 
Infraestructura Ferroviaria
El enlace ferroviario desde y hacia la ciudad de Santa Fe está constituido por las siguientes líneas:
 
- Nuevo Central Argentino (ex línea Mitre con trocha ancha).Comunica la ciudad de Santa Fe con el norte del país y con la ciudad de Buenos Aires, pasando por importantes localidades como Zárate, Ramallo, San Nicolás, Rosario y Santo Tomé, entre otras.
 
- Ferrocarril General Belgrano S.A. (trocha angosta). Une la provincia de Buenos Aires con la ciudad de Santa Fe y se extiende hasta Resistencia-Barranqueras hacia el norte y hacia La Quiaca por el noroeste hasta llegar a Chile y Bolivia.
 
De esta manera, la infraestructura destinada a ferrocarriles fortalece los sistemas de transporte de pasajeros y mercaderías en el ejido metropolitano y articula e integra a la ciudad de Santa Fe, a nivel interno y a su región, con el sistema ferro-urbanístico.
 
Infraestructura Aérea
El acceso aéreo hacia y desde la ciudad se realiza a través del aeropuerto de Sauce Viejo. Inaugurada en 1965, la estación aérea de la región se encuentra a 17 km al suroeste de la ciudad de Santa Fe, en la localidad de Sauce Viejo. Cuenta con una terminal de pasajeros organizada en un solo nivel con una superficie total de 5.000 m2. El aeropuerto posee habilitación internacional y de cabotaje. Las líneas que operan en él son Aerolíneas Argentinas y Sol Líneas Aéreas.
 
Accesos fluviales
En el contexto de la unión de los océanos Atlántico y Pacífico, debido a su posición estratégica y en función de los tratados de integración que surgen entre los países del MERCOSUR, el Puerto de Santa Fe deberá jugar un rol protagónico para la revaluación del sistema multimodal de transporte. Es un factor fundamental en el intercambio comercial entre Chile y Brasil; capta las cargas que en la actualidad se movilizan por territorio santafesino y los del hinterland a través del tránsito terrestre.
De esta manera, complementa el desarrollo de una logística de alternativa que contempla el transbordo de cargas y el aprovechamiento integral de sus conexiones ferroviarias, viales y fluvio marítimas.
 
El Puerto de Santa Fe se sitúa en el corazón de la Hidrovía Paraguay-Paraná y aguas arriba es el último puerto de ultramar apto para operaciones con buques oceánicos. La Hidrovía Paraguay-Paraná es un eje transversal de Norte a Sur que une los diferentes corredores bioceánicos que atraviesan el Mercosur de Este a Oeste, integrado por las regiones Centro, Cuyo, NOA y NEA.
Es apto para cargas unitizadas, en contenedores, a granel o carga en general, desde y hacia su hinterland. 
 
Posee 70 ha de superficie terrestre y 37 ha entre dos dársenas y áreas de maniobra. La licitación internacional asegura 24 pies de profundidad efectiva entre puerto San Martín y el Puerto de Santa Fe. Los proyectos de mediano plazo prevén, aguas arriba de Santa Fe y hasta la ciudad de Asunción en el Paraguay, 10 pies efectivos y 30 pies en el tramo San Martín / Santa Fe. 
 
El puerto admite como dimensiones máximas buques de 230 m de eslora, 32 m de manga y 22 pies de calado. Los principales tipos de carga que el puerto trabaja son: graneles sólidos, contenedores, graneles líquidos, carga seca, carga general y reefer.